Son sus otros ojos. Cada vez más profesionales usan cámaras para grabar su jornada laboral. En unos casos, las imágenes sirven para mejorar en su trabajo y en otros, para  aumentar la seguridad. Algunos bomberos, taxistas u operadores de grúa las consideran ya imprescindibles.

María Catón  |  Madrid  | Actualizado el 28/01/2013 a las 18:18 horas

Acaba de producirse un incendio de un vehículo en plena calle. Otro tráiler ha volcado en esta autovía y el conductor permanece atrapado en su interior. El fuego empieza a rodear esta otra vivienda.Son imágenes captadas por esta pequeña cámara instalada en el casco de un bombero de Mijas. Después de cada intervención analizan las imágenes minuciosamente para detectar posibles errores.

En esta otra ocasión se encuentran con este conductor en dirección contraria, durante tres  kilómetros intentan avisarle para que se detenga. No son los únicos profesionales que la utilizan las imágenes para su trabajo diario. Ramón tiene una grúa y acciona su cámara cada vez que acude a un aviso.

Rafael ha instalado una cámara en su taxi por motivos de seguridad; graba continuamente  todo lo que ocurre en el vehículo. La cámara es muy útil a la hora de resolver situaciones incomodas. La imagen se ha convertido en una de  las  herramientas más útiles para todo tipo de profesionales.